FOLCLORE DE VILLALBA BAJA

 

 

En cada pueblo, comarca y región, las fiestas y costumbres son variadas y numerosas. Podríamos afirmar que cada fiesta está relacionada con el tiempo, y los factores económicos, sociológicos, religiosos, etc.
Además de las ya conocidas de ámbito nacional y regional, en Villalba Baja podemos destacar algunas de ellas:

 

FIESTAS LOCALES

SAN ANTONIO ABAD (17 de enero)

Es el patrono de los animales: la fiesta comienza, desde tiempos inmemoriales, con el encendido de las hogueras por barrios. Cada barrio tiene la suya propia, la cual ha sido formada con la aportación voluntaria de sus vecinos. Antiguamente, hoy no tanto, era una fiesta de gran arraigo popular; por la noche se preparaban pequeñas fiestas alrededor de la hoguera, se cantaba, etc.

SANTA CRUZ (3 de mayo)

Hasta hace pocos años era la fiesta de los quintos. Después de la misa se bendecían los términos y a continuación los quintos comenzaban la recogida de huevos por todas las casas del pueblo. Hacia el mediodía se preparaba una comida a la que asistían todos los mozos del pueblo y por la noche de igual manera se preparaba una cena.

SAN ISIDRO LABRADOR (15 de mayo)- Es la fiesta de los agricultores. Hoy día ha quedado reducida a la celebración eucarística, si bien son muchos los villalbinos que se desplazan a Teruel, concursando algunos jóvenes en los juegos y actividades deportivas que allí tienen lugar.

San Antonio
San Isidro Labrador
San Juan Bautista
San Cristóbal

SAN CRISTÓBAL (finales de mayo)

Es el patrón de los conductores. Su fiesta todavía perdura. El pueblo, en romería, se desplaza a la ermita del santo, llevando los mozos y mozas la imagen. Después de celebrarse la misa y procesión, el Ayuntamiento reparte bebida, refrescos y pastas a los asistentes.
Llegada la hora de comer, sobre la ladera del monte y formando grandes grupos familiares, cada familia va consumiendo los suculentos manjares preparados con esmero para esta comida campestre.
Antiguamente se realizaban juegos populares y al caer el sol se regresaba al pueblo para asistir a la procesión.


SAN JUAN BAUTISTA (24 de junio)

La víspera de este día los quintos plantaban un chopo frente a la puerta de la iglesia, el cual permanecía hasta el día de San Pedro. El 29 de junio (San Pedro) era abatido y subastado. El importe obtenido se entregaba a los mozos del pueblo. La tradición dejó de existir tras la pavimentación de las calles y la plaza.

LAS FIESTAS PATRONALES

Son dos: una en honor de Nuestra Señora de la Asunción y de San Roque, 15 y 16 de agosto. La otra el 17 de noviembre en honor a San Gregorio.
San RoquePara una localidad como la nuestra, el planteamiento de llevar a cabo unas fiestas patronales es bastante complicado y costoso.
Antiguamente estas fiestas estaban a cargo de los “Clavarios”, hijos del pueblo nombrados por turno de casamiento. Desde hace unos años los encargados de la fiesta son los componentes de “La Comisión de Fiestas” formada por jóvenes y casados, los cuales se hacen cargo de todo lo referente a la fiesta en sus dos vertientes: la profana y la religiosa. A todo esto cabe añadir que el Ayuntamiento de Teruel y algunas firmas de la capital, también colaboran económicamente en las fiestas aportando una cantidad de dinero que, junto con las cuotas recogidas de los vecinos, hacen posible que las fiestas sigan adelante año tras año.
Evidentemente las fiestas han cambiado en el transcurso del tiempo y los actos en ellas celebrados son diversos y variados.


SERENATAS Y RONDALLAS

Rondalla de Villalba BajaFueran con guitarras, laudes o cualquier otro instrumento, lo cierto es que fueron un mito en otros tiempos.
Antiguamente tenían lugar al llegar la media noche y en días señalados como la noche de San Juan, en bodas, en las fiestas patronales, etc.
Su carácter era plenamente festivo y de diversión. Se recorría el pueblo, calle por calle, cantando jotas y otros cantos populares, y a la espera de recibir alguna copa y pasta en alguna casa; eso sí llevando alegremente la fiesta hasta el final.
Aunque actualmente ha decaido bastante, no ha llegado a desaparecer gracias a la voluntad e implicación de algunas personas del pueblo que luchan por mantener esta tradición.


LA JOTA ARAGONESA

Los tipos tradicionales de jota aragonesa y su difusión aparecen en el siglo XVII, si bien es entre los años 1808-1814 cuando arraiga de forma definitiva.
En nuestra provincia comenzó a tomar especial fuerza entre los años 1948-56 con la aparición de José Iranzo (“El Pastor de Andorra”) y Jesús Gracia, entre otros.
En la Comunidad de Aragón podemos distinguir distintos y diversos estilos locales de jota que engrandecen y realzan nuestro folclore aragonés.
Su belleza reside, en gran parte, en el contraste de movimientos rápidos y elegantes de los bailadores, en el dominio de las castañuelas, en el chasquido de los dedos y en el mismo acompañamiento de los instrumentos musicales.
Como expresión del propio folclore aragonés, en Villalba, al igual que en cualquier punto de la Comunidad, se baila en cualquier fiesta, sobre todo en las patronales, en las bodas y en las celebraciones especiales.

El famoso y conocido cantador de jota de Villalba Baja, Teodoro Biel Rodríguez
Joaquín Biel Hernández y  su esposa Cinta bailando la jota en pareja

Aunque años atrás había decaido un poco, hoy día está adquiriendo un nuevo vigor y popularidad, gracias a personas amantes de este folclore que luchan para que no desaparezca la jota, ese canto y baile que tanto enaltece y honra a nuestro Aragón. También en nuestro Villalba Baja disponemos de un jotero de renombre y miembro del Grupo Folclórico de Teruel “Amigos de la Jota”: Teodoro Biel Rodríguez, así como numerosos jóvenes de la localidad que ya forman parte de diversos grupos folclóricos turolenses con sus cantos y sus bailes. En el mismo sentido, merece la pena destacar también numerosos niños y niñas villalvinos de muy corta edad que, al verlos cantar y bailar la jota, dejan asombrado a todo el mundo.

Grupo de bailadores de jota aragonesa pertenecientes al Grupo Folclórico "Amigos de la Jota"

Para hacer coplas joteras no basta con ser poeta, hay que pensar en baturro y saber expresar correctamente lo que se piensa. Un ejemplo de ello serían estas dos jotas:

“ Bien sabes lo que me gustan
los pepinos en vinagre,
pero aún así nada quiero,
ni con tú ni con tu madre”

“Cuatro novios has tuvido,
mientras yo hi sido soldau.
Buscate quien haga quinto,
que yo vengo licenciau”.

 

JUEGOS POPULARES

Desde tiempos antiguos pueden distinguirse varios tipos de juegos: aquellos que favorecen la ejercitación de determinadas condiciones físicas (fuerza,agilidad, precisión, etc), los que se basaban en facultades intelectuales, etc. Hacer una clasificación de juegos populares no es tarea sencilla. Si los consideramos como actividades tradicionales, encuentran frecuentemente su origen en oficios, actividades,rituales…
Algunos de los principales juegos de niños practicados en nuestro pueblo a lo largo de los años son los siguientes:

SALTOS DE PÍDOLA

Consiste en ir cantando una canción y saltando sobre unos compañeros que están agachados en fila. El que no consigue saltar o cae, no continúa y se coloca agachado al final de la fila. Los saltos se realizan por orden y una vez que el que salta consigue llegar al final, se agacha y empieza a saltar el siguiente.

Grupo de niños de Villalba jugando a churro va
Concurso infantil de carreras de sacos. Villalba Baja



EL JUEGO DE LAS TABAS

La taba es el hueso que se encuentra en la rodilla de ovejas y corderos. Tiene cuatro caras llamadas hoyos, tripas, lisos y carneros. Se juega con seis o doce tabas y el número de jugadores es ilimitado.
Los jugadores se sientan en el suelo formando un círculo y jugando por orden. Se tiran todas las tabas al centro del círculo, después el jugador de turno tira un pitón al aire con la mano derecha y mientras cae, con la misma mano, se vuelven todas las tabas del mismo lado y una vez vueltas se cogen. Se comienza volviéndolas del lado de hoyos, después de tripas, lisos y carneros. Gana el que las puede recoger todas con el menor número de tiradas. Un jugador pierde su turno cuando no vuelve la taba a tiempo o se le cae el pitón, continuando el siguiente jugador en el lugar que se había quedado el anterior.

Juego de los bolos
Juego de la carroncha
Lanzamiento de herradura


EL JUEGO DE LA BANDA

El número de jugadores es ilimitado y se juega al aire libre en plazas, calles, eras, etc.
Antes de iniciarse el juego se echa un “plon” (se echa a suerte) para ver quién es el que ha de pagar, éste se queda quieto y cuenta hasta tres, el resto comienza a correr para evitar ser pillado. Cuando el que paga coge a uno, se dan la mano y van a coger a otro que se unirá a ellos, y así sucesivamente hasta que sólo quede uno que será el que pague a la vez siguiente.
Juego del Escondite.- Al igual que en el anterior, el número de jugadores es ilimitado. Uno de ellos ha de pagar quedándose quieto con los ojos cerrados y cantando la siguiente canción:
Conejicos a esconder
Que la madre va a poner
Que si vino, que si va
Que la ovejica me la traerá
Si los que están escondidos responden sí… va a buscarlos, si no contestan vuelve a repetir la canción.
El que paga, cuando ve a uno vuelve corriendo al lugar donde ha pagado y dice el nombre del que ha visto, junto a este estribillo “un, dos, tres, por … lo ves”. Éste será el que pagará la próxima vez.

Juego de los hoyetes
Competición de pica
Juego de la rana


LA GAYOLA

Los jugadores se dividen en dos grupos, se hacen dos círculos en el suelo, en uno se colocan los jugadores que les toca pagar, menos uno que será el encargado de ir a coger a los otros del bando contrario; éstos correrán por el otro círculo evitando ser cogidos e intentarán colocarse subidos a caballo sobre los jugadores del bando contrario colocados de pie, evitando tocar con los pies en el suelo; el último que queda, como no tiene sobre quién colocarse, pasará por el centro del círculo, si lo consigue ganará su equipo y volverán a pagar los mismos.
Otros juegos practicados eran: Las canicas, policías y ladrones, tres navios en la mar, la gallina ciega, juego de las prendas, juego del pañuelo, las tres esquinas, tres en raya, el touque, los fundis, la carroncha, etc, etc.
Entre los muchos juegos practicados por los jóvenes de la localidad destacan los siguientes:

Lanzamiento de barra aragonesa
Tiro de palo
Tiro de soga

LAS CARRERAS PEDESTRES

Desde siempre ha habido en el pueblo gran afición a este tipo de carreras, realizándose sobre todo en la festividad de San Isidro.

LA BARRA ARAGONESA

Solía jugarse los domingos y días festivos en la plaza del pueblo o en las eras. Estos lugares encajan muy bien en el concepto de juegos rurales ya que la vida social primitiva se desarrolla en gran medida en los escenarios donde el hombre trabaja.
Este juego atraía a gran número de espectadores; casi todo el vecindario se reunía para presenciar su desarrollo, apostando a favor del lanzador favorito.
Cualquier romería o fiesta local era y es motivo para esta manifestación lúdico-social-folclórica.

Grupo de villalbinos ganadores del Campeonato de Barra Aragonesa de la Feria del Jamón. Teruel 1986
Las barras (de hierro) eran las que se utilizaban en trabajos de cantería para remover gruesos bloques de piedra, así como en los trabajos propios del campo. La mayor parte de las barras se obtenían de los arados antiguos de tipo romano.
Además de la barra se empleaba y emplea con bastante frecuencia el barrón, el cual procedía del arado de reja plana.
El lanzamiento de la barra aragonesa no tuvo en principio una reglamentación establecida, aunque como cada juego, estaba sujeto a una serie de reglas que solían establecerse antes de su inicio, y que variaban de un lugar a otro, si bien permanecían reglas generales que eran las siguientes:
- La tirada se consideraba válida si la barra caía de punta.
- El número de lanzamientos se establece antes de la tirada
- La participación puede ser individual o por parejas.
- Todos los lanzadores deben tirar con la misma barra.
- Para medir la tirada, antiguamente se utilizaba una cuerda, hoy se utiliza la cinta métrica.
- El orden de lanzamiento era establecido previo sorteo.
- El peso de la barra suele ser de 6,606 Kg y el del barrón 8,275 kg.


EL TIRO DE PALO

Es un juego en el que se mide la fuerza de los participantes. Éstos se colocan sentados en el suelo, tocando con los pies los del contrario, y con las manos sobre un palo del que tiran los dos. Gana el que consigue levantar a su contrario, ya que se puede jugar por parejas o por equipos.

Lanzamiento de anillas
Lanzamiento de alpargata
Lanzamiento de zocarro


EL TIRO DE SOGA

Similar al anterior. Se tira por equipos y de pie. Cualquier celebración va bien para practicarlo, incluso en las fiestas de las Bodas de Isabel de nuestra querida capital.

 

 

BIBLIOGRAFÍA
* "Villalba Baja: Historia, tradición y costumbres" - Timoteo Galindo Guillén y Francisco Julián Garzarán - Martín impresores - Valencia, 1986

 

e-Mail

©Terueltirwal - 2007 - Prohibida la reproducción total o parcial de esta web sin la autorización expresa del propietario.
Webmaster: Jovicarso - Nules - Castellón - España